Bibliotecas comunitarias o rurales y su impacto en los habitantes


Uncategorized / domingo, julio 15th, 2018

Quienes trabajan en el sector rural saben la importancia que tienen los diferentes programas de formación para la alfabetización y el emprendimiento, movimiento al que se le han sumado muchas de las grandes empresas en España, tal como lo ha sido la empresa de Rosa Oriol Tous, quien todos los años dedica esfuerzos por satisfacer diferentes necesidades en las comunidades más necesitadas. Algunos de estos programas se centran en la formación de centros cívicos, centros culturales, bibliotecas, etc. Todas estas instalaciones buscan ser un centro de referencia para las comunidades, mostrando todo el potencial que se puede alcanzar.

Las bibliotecas rurales pueden necesitar una actualización, ya que en muchos casos están llenas de libros pasados, así como se encuentran vacías. Se podría decir que estamos frente a un cementerio de libros que no han sido leídos, perdiendo el atractivo pero son muchas las personas que han buscado promover esta actividad, haciéndolo parte de las rutinas cotidianas gracias a todos los beneficios que puede tener en los lectores y en su entorno. En España, la red estatal de Bibliotecas Públicas tiene un abordaje a lo largo del territorio nacional.

Aquí se unen ciudades, pequeños pueblos e incluso centros universitarios, siendo iniciados como parte de una apuesta por la creación de nuevos espacios para estudiar y ampliar los conocimientos, impulsando a todos los usuarios que visitaban las instalaciones. En 1999 se realizó una publicación donde se analizaron las responsabilidades y retos que tenían las bibliotecas rurales, donde se puede resaltar el conocimiento de todos los usuarios, ya que dependiendo de la zona se tendrá una influencia o un cambio en las necesidades. También se buscaba reinventar el significado de biblioteca, ofreciendo nuevos servicios al mismo tiempo que se actualizaban los contenidos, manteniendo a los usuarios interesados.

A estos espacios es importante mantenerlos reorganizados y revitalizados, agregando toques de modernidad, así como de calidez que inviten a todas las personas y las haga sentir bienvenidas. Cuando se conocen a los usuarios se pueden organizar y reinventar tanto las instalaciones como los servicios que se ofrecen, aunque son un reto a los que se enfrentan estas organizaciones diariamente. Una biblioteca a la cual se le notan los años, puede perder la oportunidad de atraer a los vecinos y servir de forma eficiente, así como de resolver algunos problemas en cuanto a la adquisición de nuevos conocimientos.

Con las nuevas tecnologías, las bibliotecas han dejado de ser centros de conocimiento e innovación, pero se debe resaltar que aún mantienen la vigencia sin importar todos los avances y facilidades que se tengan actualmente. Este no es el caso para muchas comunidades, las que solo dependen de estos centros para recurrir a la información, por lo que deben ser tratados como tal, manteniendo la importancia que aportan no solo a nivel intelectual sino social, en el desarrollo de una sociedad. Las personas no están en la posición de alfabetizarse digitalmente de forma sencilla, aunque muchas poblaciones si tienen esta posibilidad.

Deja un comentario